Tabú educativo: el feedback

Hoy hablaré de un tema que en mi opinión corresponde a uno de los temas tabú de la comunidad educativa. Pero para confirmar que es así  y no estoy equivocado, después daré algunos ejemplos de palabras o frases que me atrevo a decir, nunca hemos escuchado en una conversación entre profesores, o en su defecto, contadas han sido las ocasiones en las que así ha sido.

Sí, hablamos del feedback a los profesores.

Esta semana me topé en internet con un estudio secundario al informe TALIS 2013 (Estudio Internacional de la Enseñanza y el Aprendizaje), cuyo enlace tenéis aquí.  No me he leído todo el informe sino la parte con los resultados que hoy mostraré, aunque ya adelanto que a simple vista se ve que hay muchos datos interesantes, por lo que seguiré investigando en él para futuros post (Lo que hoy nos incumbe parte de la página 229).

Los resultados que se muestran y que veremos en las gráficas se han cogido sobre los datos recogidos sobre una muestra de más de 3300 profesores de la base de datos del informe TALIS que he comentado. Dicho esto, vamos al lío.

Lo primero que llama la atención, es que muchos profesores españoles nunca han recibido feedback por ningún medio, según podemos observar en la tabla 9.1.  ¿Es normal que una profesión con tanta importancia como la docente, que tiene tanta importancia en la sociedad de un país, no reciba de forma habitual feedback sobre su trabajo? Mirando la tabla, observamos que casi el 60% de los profesores afirman que nunca han recibido feedback a partir de la observación directa en el aula…¿podemos imaginarnos a un médico operando durante casi toda su vida profesional sin recibir apenas retroalimentación por compañeros o profesionales del sector de la salud? Yo no.

Cuando el profesor cierra la puerta, lo que pase dentro es cosa suya…en mi opinión, increíble.

Captura de pantalla 2016-05-07 a las 12.11.57Y haciendo un breve paréntesis, aquí introduciré las palabras o frases que como he comentado en la introducción, pocas veces se escuchan en un colegio (lo que a mi modo de ver, evidencia que el feedback es un tema tabú en parte importante de la comunidad educativa). Si al menos 2 de ellas sí que se producen con asiduidad en tu colegio, no tendré razón en tu caso…aunque permíteme dudarlo. Aquí las frases:

-Quiero y necesito que alguien me de feedback de mis clases.

-¿Te parece si entro a verte a clase y te doy feedback? o incluso acortándola tampoco la escucharéis mucho, ¿te parece si entro a verte a clase?

-Creo que puedo mejorar mucho la manera de dar mis clases, ¿alguien me puede echar un cable?

-Voy a pedir a mis alumnos que me evalúen cualitativa y cuantitativamente.

… (vuestras son las conclusiones)

Dicho esto, volvemos a los datos. Si antes decíamos que un alto porcentaje de profesores no recibe feedback en su desempeño docente, es importante también destacar que el porcentaje de profesores que ha recibido feedback varía según el centro educativo sea de carácter público o privado (tabla 9.3).

Captura de pantalla 2016-05-07 a las 12.12.35

Seguramente estos datos os digan algo pero no responden a la respuesta realmente importante, ¿influye realmente que reciban feedback en su trabajo?

Si bien la respuesta a esta pregunta no es tan sencilla como mirar a un gráfico, los resultados obtenidos según los autores del informe nos muestran que sí influye, pero con un apunte importante. El resultado del feedback no es el mismo según las prácticas docentes estén centradas en el profesor o en el alumno. De esta manera, cuando estudiamos las prácticas centradas en el profesor (impartir clase, enseñar en la pizarra, explicar conceptos…)… el efecto entre recibir o no feedback es muy bajo o nulo. Sin embargo cuando la acción recae en el alumno y son ellos los que trabajan y tienen un protagonismo activo, entonces las diferencias son bastante importantes a favor de los que reciben feedback.

Para terminar diré por tanto que una de las conclusiones fundamentales que podemos sacar de esto es que la cantidad y calidad del feedback (observación directa en el aula, encuestas a los alumnos, autoevaluación…) influye en las prácticas docentes, más particularmente en aquellas más innovadoras centradas en el  estudiante como protagonista (aprendizaje por proyectos, grupos colaborativos, aprendizaje personalizado…).

Queda evidenciado que es un camino muy largo el que aún debemos recorrer en la comunidad educativa respecto a la formación y desarrollo de los profesores. La calidad del sistema educativo dependerá en gran medida de la calidad de sus docentes y aunque el feedback no será ni mucho menos la única solución, sí puede ser una de las más importantes y necesarias para la mejora del desempeño docente.

Y si mi palabra no os vale, os dejo aquí la de Bill Gates respecto al mismo tema.

 

Os espero el siguiente domingo con más…en la última fila.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s